Entretenimiento

Escritor Arturo Pérez Reverte causó polémica en las redes sociales

El escritor Arturo Pérez-Reverte causó polémica por hacer un tweet sarcástico sobre el museo

El antiguo campo de concentración de Auschwitz, ubicado en Polonia, superó su récord histórico de visitantes durante el año 2018, al alcanzar la cifra de 2,15 millones de personas. 

El memorial, que sirve para recordar a las más de once millones de víctimas del Holocausto, recibió durante el año una considerable cantidad de visitantes polacos, británicos, italianos, estadounidenses, franceses, alemanes e israelíes. 

Este es el segundo año seguido en que el monumento alcanza su propia marca, siendo el margen entre 2017 y 2018 de apenas 50.000 visitas, según información recogida por el diario español ABC

Igualmente, Auschwitz obtuvo una importante cantidad de búsquedas en internet, logrando 27 millones de consultas en su página oficial, además de 275.000 seguidores en Twitter y 265.000 en Facebook. 

El Museo estatal Auschwitz-Birkenau, ubicado al oeste de Cracovia, está compuesto por los antiguos campos I y II del complejo, el cual fue usado por los nazis durante la ocupación alemana a Polonia, en la Segunda Guerra Mundial, para encarcelar a judíos, homosexuales, gitanos, prisioneros de guerra y disidentes políticos. 

Se estima que un millón 300 mil personas fueron asesinadas en el lugar, que es Patrimonio de la Humanidad desde 1979 y el campo de concentración más conocido, siendo fuente de varias películas, libros y documentales. 

Polémica 

Este miércoles se formó una disputa en Twitter por un tweet del reconocido escritor español Arturo Pérez-Reverte, en el cual ironiza el exceso de libros que existen sobre el campo de concentración. 

“Iba a escribir una novela sobre Auschwitz, pero ya no quedan personajes libres: La bibliotecaria de Auschwitz, La bailarina de Auschwitz, El tatuador de Auschwitz (…) El violinista de Auschwitz…”, escribió. 

El antiguo campo de concentración de Auschwitz, ubicado en Polonia, superó su récord histórico de visitantes durante el año 2018, al alcanzar la cifra de 2,15 millones de personas. 

El memorial, que sirve para recordar a las más de once millones de víctimas del Holocausto, recibió durante el año una considerable cantidad de visitantes polacos, británicos, italianos, estadounidenses, franceses, alemanes e israelíes. 

Este es el segundo año seguido en que el monumento alcanza su propia marca, siendo el margen entre 2017 y 2018 de apenas 50.000 visitas, según información recogida por el diario español ABC

Igualmente, Auschwitz obtuvo una importante cantidad de búsquedas en internet, logrando 27 millones de consultas en su página oficial, además de 275.000 seguidores en Twitter y 265.000 en Facebook. 

El Museo estatal Auschwitz-Birkenau, ubicado al oeste de Cracovia, está compuesto por los antiguos campos I y II del complejo, el cual fue usado por los nazis durante la ocupación alemana a Polonia, en la Segunda Guerra Mundial, para encarcelar a judíos, homosexuales, gitanos, prisioneros de guerra y disidentes políticos. 

Se estima que un millón 300 mil personas fueron asesinadas en el lugar, que es Patrimonio de la Humanidad desde 1979 y el campo de concentración más conocido, siendo fuente de varias películas, libros y documentales. 

Polémica 

Este miércoles se formó una disputa en Twitter por un tweet del reconocido escritor español Arturo Pérez-Reverte, en el cual ironiza el exceso de libros que existen sobre el campo de concentración. 

“Iba a escribir una novela sobre Auschwitz, pero ya no quedan personajes libres: La bibliotecaria de Auschwitz, La bailarina de Auschwitz, El tatuador de Auschwitz (…) El violinista de Auschwitz…”, escribió. 

De acuerdo con el diario El País, la publicación, de humor ácido, era parte de un hilo en el que también menciona la sobrexplotación de otros campos como Mauthausen (Austria) y Treblinka (Polonia). 

Trece horas después, y en español, la cuenta oficial del Auschwitz Museum respondió: “Su tweet parece desencadenar comentarios que tristemente se están convirtiendo en una burla irrespetuosa a la memoria de esas personas”. 

La respuesta desató una discusión, en la que Pérez-Reverte se defendió señalando que no se burlaba de Auschwitz, sino de las modas literarias que banalizan hechos históricos sin rigor ni respeto. 

Por su parte, el Museo cuestionó que, en lugar de un comentario sarcástico, el escritor debió directamente criticar la trivialización de un hecho tan delicado como el Holocausto. 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Most Popular

Para aquellas personas que desean estar siempre informados

Copyright © 2019 Notitardes

To Top