El impacto de crisis eléctrica se estiman en $5,51 millardos

El impacto de crisis eléctrica se estiman en $5,51 millardos

Torino Economics, en su más reciente informe, hace seguimiento a la crisis eléctrica del país y su impacto económico.

La firma advierte que el Plan de Administración de Cargas (PAC) que el gobierno ejecuta desde el primero de abril en veinte estados, implica pérdidas adicionales a los apagones nacionales registrados desde inicios del mes pasado.

En una primera entrega adelantó cifras preliminares de la paralización forzosa de la economía derivada de la interrupción del fluido eléctrico. En esta oportunidad adiciona los efectos de estos cortes programados, rotatorios y diarios de 3 horas en el servicio, por un promedio de 5,9 días a la semana, dado que algunas regiones solo tendrán 5 días de racionamiento y otras de 6 o 7 días. 

El análisis revela que “las pérdidas por este régimen de distribución de cargas se estiman en $439 millones o 0,51% del PIB”. No obstante, indica que “estos números pueden estar sobreestimados, ya que la literatura existente sobre el tema revela que cuando los apagones son anunciados los agentes económicos se planifican para evitar pérdidas”. 

Puntualiza además que esta apreciación “cobra especial relevancia si se toma en cuenta que el interior del país ya experimenta interrupciones itinerantes del servicio desde 2010, por lo que existe un conocimiento adquirido en cuanto a prevención”. Aun así, la firma reitera que sus estimaciones “deben ser interpretadas como el límite inferior de los posibles efectos de la crisis, dado que asume que no se producirán más apagones imprevistos y que los problemas de la infraestructura eléctrica podrán ser solucionados con prontitud”. El documento destaca que un racionamiento sostenido “esencialmente implicaría que la pérdida de $439 millones persistiría como una pérdida mensual. Y, si la crisis se profundiza, lo cual es un escenario razonablemente plausible, el impacto sería mucho mayor” .

Asimismo toma como base un escenario intermedio en el que la crisis se mantenga por lo que queda de 2019, pero no con la misma frecuencia de marzo. “Para este escenario, esperamos que los cortes o el racionamiento conlleven a una pérdida promedio de 2,96 días de energía eléctrica al mes durante los próximos 6 meses. Las pérdidas monetarias resultantes, incluyendo interrupciones de marzo, alcanzarían $5,51 millardos o 6,38% del PIB en 2019”.

Share this post

Post Comment